Biblia del Vaticano. Presencia de Dios. http://www.vatican.va/archive/ESL0506/_FAJ.HTM.  Recuperado el día 24 de Abril de 2007.

*Al instante mandé enviados donde ti, y tú has hecho bien en venir. Ahora, pues, todos nosotros, en la presencia de Dios, estamos dispuestos para escuchar todo lo que te ha sido ordenado por el Señor.»(Hch 10, 33) 

* Te recomiendo en la presencia de Dios que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que ante Poncio Pilato rindió tan solemne testimonio. (1Tm 6, 13) 

* Pórtate bien en su presencia y escucha su voz; no le seas rebelde, que no perdonará vuestras transgresiones, pues en él está mi Nombre. (Ex 23, 21.)

  * Y a quien vosotros perdonéis, también yo le perdono. Pues lo que yo perdoné – si algo he perdonado – fue por vosotros en presencia de Cristo, para que no seamos engañados por Satanás, pues no ignoramos sus propósitos. (2C 2, 10-11.) 

*  Estos sufrirán la pena de una ruina eterna, alejados  de la presencia del Señor y de la gloria de su poder cuando venga  en aquel Día a ser glorificado en sus santos y admirado  en todos los que hayan creído – pues nuestro testimonio ha sido creído por vosotros.(2Ts 1, 9-10.).

 * Te conjuro en presencia de Dios y de Cristo Jesús que ha de venir a juzgar a vivos y muertos, por su Manifestación y por  su Reino: Proclama la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo, reprende, amenaza, exhorta con toda paciencia y doctrina. (2Tm 4, 1-2.)    

Alejandro Olguín Olea

Anuncios